Saltar al contenido

Cómo decorar una oficina

Oficina con muebles blancos y madera

Todo entorno necesita tener una buena decoración para poder tener un ambiente agradable, especialmente nuestra oficina, ya que allí pasamos una gran cantidad de nuestro tiempo y por lo tanto queremos estar a gusto.

Al hacer una decoración que sea armoniosa vamos a lograr ser muy productivos en nuestro trabajo, por eso debemos seguir los mejores consejos para obtener ese resultado.

Diseña bien tu despacho

Es probable que las cosas no salgan bien si se improvisa. Por lo que es mejor que dediques un tiempo y cojas un lápiz y un papel, para hacer los planos de varios diseños. Poco a poco se te irás ocurriendo ideas y los irás refinando hasta conseguir la distribución que te guste.

Posiblemente el diseño que elijas no se lleve a cabo por alguna razón y se vea modificado. No importa, lo fundamental es no improvisar de base y resolver luego los problemas que has podido tener en cuenta.

Planea zonas de descanso

Es tan importante trabajar como descansar. Si no dispones de una zona de descanso, puedes agobiarte. Destina, entonces, una zona donde puedas ir a despejarte.

Puedes colocar en ella videojuegos, televisión, libros, o cualquier cosa que distraiga a los que trabajen en la oficina.

Además debes procurar que los muebles sean cómodos y permitan relajarse.

Zona de descanso de una oficina.
Área de descanso con sillones de saco

El color es importante

Oficina con muebles blancos y madera
Oficina decorada en tonos blancos y madera

Un aspecto fundamental para lograr una bonita decoración de nuestra oficina es pensar en el color del cual queremos pintarla, ya que debemos utilizar aquellos que nos hagan sentir cómodos y que nos ayuden a trabajar más eficazmente.

Entre los dos colores más utilizados para decorar las paredes están el azul, que está asociado con la productividad, y el verde, que nos hace sentir relajados. El amarillo y el naranja también son una buena opción porque nos dan vitalidad y energía, así que todo depende del color que prefieras.

Incluye plantas

Oficina con plantas
Oficina decorada con plantas

Se ha comprobado que tener un ambiente natural en la oficina tiene un efecto positivo en nuestra mentalidad, así que puedes considerar incluir más plantas en tu decoración. Puede ser en los estantes, o tener un espacio dedicado exclusivamente a las plantas o flores, como prefieras.

Puedes tener una pequeña suculenta en tu escritorio, u optar por una planta más grande en una maceta ubicada en un lugar estratégico en la oficina. Con este toque verde podrás darle un aire especial a la decoración.

Elige muebles apropiados

Mesa compartida oficina
Oficina con mesa grande compartida

Los muebles forman parte de la decoración en el sentido de que deben ser estéticos y mantenerse en el estilo que queremos lograr. Además, deben ser completamente funcionales, no es recomendable invertir en muebles que sean un estorbo.

Una buena opción para aprovechar el espacio en la oficina son los escritorios de esquina, que te permiten optimizar la ubicación de los demás muebles.

Debes incluir mesas, sillas, bancos, archivadores, estanterías o cualquier otro mueble que sea indispensable para tu oficina. Los estantes son muy buenos porque los puedes aprovechar para incluir elementos decorativos también.

Todos los muebles de oficina que incluyas deben ser cómodos y ergonómicos, que faciliten su uso y que estén a tu alcance para que puedas trabajar con comodidad.

Ordena los cables

La organización del escritorio puede verse arruinada por tener los cables de los ordenadores y demás aparatos mal ordenados. Existen organizadores de cables a la venta, pero no son necesarios. Puedes usar bridas para ponerlos todos juntos y colocarlos tras la pata de la mesa o donde mejor te venga. Otra buena opción es organizar los cables bajo la mesa, usando bridas y sujetapapeles y conseguir, así, que no se vean.

Presta atención a la ergonomía

La silla de oficina ha de ser cómoda y permitirte mantener la postura correcta. Hay muchas en el mercado que lo permiten, por lo que no se te será difícil elegir una que te guste.

Además de una silla ergnómica, la mesa también debe serlo. Tiene que tener la altura adecuada, ya que, aunque la mayoría de las sillas para oficina permiten regularla, si la mesa no se adapta bien, es posible que no puedas colocar las piernas en un ángulo de 90º, por lo que terminarás con dolores de espalda.

Presta atención a la iluminación

Oficina al lado de la ventana
Oficina con luz natural

Un aspecto que no solemos considerar es la iluminación, pero es necesario para poder tener un ambiente agradable para trabajar.

Aprovecha al máximo la luz natural por lo que debes ubicar tu escritorio cerca de las ventanas y de una manera en la que no recibas el reflejo directo. Si quieres poner cortinas o persianas en tu decoración debes procurar que no hagan que el ambiente esté oscuro.

También puedes aprovechar la luz artificial en tu puesto de trabajo con alguna lámpara de escritorio o de techo, pero procura que sea de luz LED para no cansar tu vista.

Dispón un lugar para almacenaje

Un lugar de trabajo ordenado necesita de un espacio para almacenar las cosas útiles pero no necesarias en ese momento. Es por esto que se hace necesario un almacén.

Para amueblarlo no necesitas gastar mucho dinero, puedes usar muebles de Ikea para oficina, que son bonitos y económicos.

Estanterías para almacenaje de papeles en oficina.
Las estanterías le pueden dar un toque de color a tu oficina

Accesorios y complementos

Para darle personalidad a tu oficina necesitas incluir elementos que sean prácticos como todo el material de oficina, así como también elementos que sean decorativos como cuadros, fotografías, láminas decorativas, esculturas, y cualquier otro que complemente tu decoración.